¿Sabes instalar la silla infantil en tu auto? Taller gratuito te enseñará cómo

Según datos de la Conaset desde el 2015 al 2018 se han reducido en un 60% el fallecimiento de niños en accidentes de tránsito por uso obligatorio de silla.

Después de dos exitosas jornadas educativas, la Conaset de Valparaíso impartirá en Mall Marina su tercer taller de capacitación, con el fin de enseñar a los padres y usuarios en general, sobre cómo instalar correctamente las sillas infantiles en los vehículos. El objetivo es orientar a los padres y cuidadores sobre este tema para proteger la integridad de los menores en caso de accidentes automovilísticos. 

De acuerdo a cifras del organismo de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, el 78% de los menores fallecidos en accidentes de tránsito viajaban como pasajeros de un vehículo particular, “desafortunadamente más del 90% de los padres llevan a sus hijos en sillas mal instaladas o mal amarrados, por ello es importante que se eduquen en esta materia, ya que las sillas correctamente instaladas previenen entre un 50% y un 80% de las lesiones mortales y graves de los menores pasajeros”, explica José Emilio Guzmán, Seremi de Transportes de la región.

“Nos hemos propuesto seguir apoyando a la Conaset en este desafío permanente de educar a la población en el autocuidado y en este caso en el cuidado de los menores que viajan en vehículos particulares. Educar es una tarea constante, por eso sabemos que es muy positivo seguir instruyendo sobre el adecuado uso de la silla infantil” manifiesta Carla Ratto, gerente de Marketing de Grupo Marina.

La normativa

  • Los niños de hasta 9 años (o estatura de 135 centímetros y 33 kg de peso) deben ser transportados en los sistemas de retención infantil  correspondientes a su peso, talla y edad, en los asientos traseros del vehículo
  • Los menores de 12 años deben viajar en el asiento trasero, utilizando siempre el cinturón de seguridad o sistema de retención infantil adecuado.

Según datos de la Conaset el 49% de los niños menores de 9 años viaja en un sistema retención infantil, lo cual refleja un gran desconocimiento por parte de los padres y apoderados sobre la normativa en el traslado de menores.